Enfermedades más comunes de las abejas

Al igual que los seres humanos como las abejas habitan en un ambiente natural, están expuestas a muchas bacterias, hongos  y otras afecciones presentes, pero adicionalmente también susceptibles a las sustancias químicas como insecticidas y fungicidas con que tratan las áreas agrícolas hoy en día y por el agua contaminada de las fuentes hídricas que visitan en sus recorridos diarios.

null

Estas afecciones atacan a nuestros hermosos insectos. Muchas de las enfermedades de las abejas se presentan de acuerdo a su distribución geográfica o la calidad y las características del lugar donde están los apiarios y al clima que afrontan en cada época del año. En Apiarios Zunuba les damos a conocer las enfermedades más comunes y con base en nuestra experiencia las formas naturales para enfrentarlas.

El Loque Americano y el Loque Europeo, son enfermedades comunes que atacan a las larvas de las abejas, el primero de estos está reconocido como más fuerte o maligno, pero en general es una enfermedad bacteriana infectocontagiosa que ataca a las larvas obreras de la Apis Mellifera. El Loque se puede desarrollar en forma vegetativa al reproducirse en las larvas y como espora fuera adherido al cuerpo de las larvas. También se encuentran adheridos a los zánganos y ocasionalmente a las larvas de las reinas. Esta enfermedad se da mucho en ambientes templados y húmedos, generalmente se asocia a bajas temperatura y a una gran concentración de humedad.

El Loque sobrevive en la colmena, debido a que la escama que se pega o crece en el cuerpo de las abejas, deja una enorme cantidad de esporas en las celdillas donde las obreras depositan miel y polen, alimento de las obreras que se contamina al estar en contacto con dichas celdillas. La contaminación de la colmena puede llegar a otras a través del pillaje o en  la revisión del apicultor, quien debe asegurarse de desinfectar muy bien su equipo de trabajo después de revisar cada colmena, mediante el uso de sprays con alcohol o vinagres principalmente en sus implementos de guantes y palas de trabajo.

El mejor tratamiento para combatir el Loque en general es una adecuada ventilación de la colmena, y su protección en las épocas de invierno, normalmente se recomienda dejar una pequeña entrada de piquera para evitar que corrientes fuertes de frio ingresen y sigan deteriorando a la colmena, se re comienda en paralelo una buena ración de proteína (arepa de miel y polen) y también alimento de líquido para que la colmena pueda recuperarse de forma natural.

Entre las abejas adultas las enfermedades más comunes son: la Acariosis o parasitosis de las tráqueas, es una especie de garrapata que se mueve sobre el cuerpo de las abejas, afectándolas en sus distintos roles, llenando de parásitos las tráqueas y el tórax.

Estos ácaros solo sobreviven 3 horas después de que la abeja ha muerto. Ni la miel, polen y tampoco el equipo del apicultor son fuentes de dispersión de estos parásitos. La Acariosis se trasmite de una abeja a otra, cuando las abejas menores de 6 días tiene contacto con las abejas adultas que traen este acaro. Este parasito penetra a las abejas menores a través del espiráculo de la tráquea y allí se empieza a reproducir y se alimentan de la hemolinfa de la abeja, la principal consecuencia del daño en el tórax es la falta de oxígeno en los músculos de vuelo impidiéndoles elevarse provocando su debilitamiento hasta morir prácticamente asfixiadas.

El tratamiento recomendado para esta enfermedad consiste en alimentar a las colonias con un líquido azucarado con zumo de plantas que contengan Timol como el Tomillo y combinaciones de Limonaria, Borraja y Laurel entre otros, Este tratamiento hace que el ciclo de este tipo de acaros se rompa y la colonia se recupere rápidamente.

La Varroasis o más comúnmente conocida como varroa es un parasito artrópodo externo contagioso que afecta las abejas a cualquier edad. Provoca daños físicos e infecciosos, se alimentan de la hemolinfa lo que hace de sangre en sus cuerpos y para lo cual también perforan su tórax y toxico o infecciosos porque a través de la perforación que hacen entran microorganismos que trasmiten infecciones como el Loque Americano. La varroa puede ser portadora de enfermedades muy destructivas para las abejas.

El Apicultor normalmente se da cuenta de que este parasito existe cuando ya el daño es muy grave, se observan varroas en la colmena adheridos en el abdomen de las abejas, hacen que actúen de forma nerviosa y se comen sus extremidades y alas dejándolas lisiadas para volar. Una forma fácil de detectar la varroa consiste en abrir la cría de los zánganos dentro de los cuales las larvas de la varroa se desarrollan, si hay infección se encuentran puntitos negros o acaros totalmente desarrollados listos a salir y seguir devastando la colmena. Es muy difícil de eliminarla además sobrevive en una colmena un poco más de 2 meses y hasta 9 días sin huésped o abeja viva.

Para el tratamiento de la varroa se recomienda el uso de varios métodos naturales tales como el suministro de dos litros de alimento de hidratación de azúcar con infusión de Tomillo, Laurel y Limonaria, en periodicidad de 15 días por no más de 2 meses para evitar el deterioro de exoesqueleto de las abejas, lo cual podría causar su debilitamiento y el ingreso de otras enfermedades.

Este tratamiento se recomienda con un baño de azúcar glace o azúcar en polvo el cual se vierte directamente sobre las colmenas, distribuido con una brocha a lo largo de los marcos y al resbalar y caer a la piquera arrastrara a las varroas adheridas a las abejas. Esto debería hacerse con frecuencia como método de control y ayuda. Antes de realizarlo podría ponerse una cartulina blanca del tamaño de la piquera para que al momento de caer el azúcar con los ácaros se pueda retirar y ver el resultado de esta gestión. En algunos casos también surge mucho efecto el dejar las plantas medicinales combinadas con miel y polen en forma de alimento proteico el cual al ser consumido por las abejas brindará el resultado esperado para el control de estos vectores de enfermedades.

Como ya se mencionó el uso de antibióticos o medicinas químicas con el tiempo afectan la flora bacteriana de las abejas, la calidad de miel y polen y la de las crías y reinas. Apiarios Zunuba con el fin de continuar entregándoles productos naturales orgánicos y de preservar esta especie tan importante en el desarrollo de nuestra vida, utiliza las bondades de las plantas medicinales para la cura y prevención de las enfermedades que atacan a las abejas.

Podremos mencionar algunas plantas medicinales, como es el caso del tomillo el cual posee el aceite esencial de Timol, el cual ataca bacterias y parásitos, ideal para enfrentar la Varroasis. La Mejorana, el orégano, al igual que el tomillo poseen el Carvacol, muy utilizado por sus propiedades antibacterianas, antimicóticas y analgésicas. Estas plantas se deben sembrar alrededor de las zonas donde se localizan los apiarios y también se pueden hacer zumos y dar en el alimento o en el agua, tal y como se describió anteriormente para la atención de las colmenas afectadas.

Si considera que necesita ayuda para atender su Apiario o Colmenar no dude en contactar a Apiarios Zunuba y obtener mayor información y detalles de cómo enfrentar las diferentes enfermedades y cuidar la sanidad de sus Abejas.

, , , ,
Entrada anterior
Beneficios del Shampoo de Miel de Apiarios Zunuba
Entrada siguiente
Beneficios de la Crema Antiacné de Apiarios Zunuba

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
WhatsApp chat